¿Cuál es la importancia de la vegetación?

Cuál es la importancia de la vegetación

La vegetación cumple varias funciones críticas en la biosfera, en todas las escalas espaciales posibles. Primero, la vegetación regula el flujo de numerosos ciclos biogeoquímicos, más críticamente los del agua, el carbono y el nitrógeno; También es de gran importancia en los equilibrios energéticos locales y mundiales.

Primero, la vegetación regula el flujo de numerosos ciclos biogeoquímicos, más críticamente los del agua, el carbono y el nitrógeno. También es de gran importancia en los equilibrios energéticos locales y mundiales.

Dichos ciclos son importantes no solo para los patrones globales de vegetación sino también para los del clima.

En segundo lugar, la vegetación afecta fuertemente las características del suelo, incluido el volumen del suelo, la química y la textura, que retroalimentan para afectar diversas características de la vegetación, incluida la productividad y la estructura.

Tercero, la vegetación sirve como hábitat de vida silvestre y fuente de energía para la gran variedad de especies animales en el planeta.

Vegetación

Vegetación

La vegetación también es de importancia crítica para la economía mundial, particularmente en el uso de combustibles fósiles como fuente de energía, pero también en la producción mundial de alimentos, madera, combustible y otros materiales.

Quizás lo más importante es que la vegetación global (incluidas las comunidades de algas) ha sido la principal fuente de oxígeno en la atmósfera, permitiendo que los sistemas de metabolismo aeróbico evolucionen y persistan.

¿Qué función tiene la vegetación en la naturaleza?

Es proporcionar el equilibrio ecológico y proporcionar una conservación de la vida silvestre útil para la humedad del suelo y proporcionar fertilidad del suelo. Este es el uso de la vegetación natural.

La vegetación juega un papel vital en nuestro ecosistema natural y también apoya la biosfera de varias maneras; la vegetación ayuda a regular el flujo de numerosos ciclos biogeoquímicos, sobre todo los de agua, carbono y nitrógeno.

También contribuye en los equilibrios energéticos locales y globales. El término vegetación se refiere a la cubierta vegetal, comunidad vegetal o tierra llena de plantas diferentes y puede incluir tanto vegetación artificial como vegetación natural.

¿Cuáles son los tipos de vegetación?

En el sentido más amplio, la vegetación del mundo puede dividirse en varios tipos estructurales básicos, cada uno de los cuales incluye varios biónicos:

  1. Existe un conjunto de biónicos de vegetación forestal, que tienen una copa densa y cerrada de árboles. Si te paras y miras hacia arriba en un bosque, ves pocas brechas grandes entre las copas de los árboles, que tienden a superponerse y enclavarse entre sí. 
  2. Los biomas arbolados son más bien como el bosque pero con un dosel más abierto, con brechas significativas entre árboles individuales para que sus coronas a menudo no se toquen. Estos incluyen bosques mediterráneos, bosques secos tropicales y bosques boreales. 
  3. Los biomas de arbusto o matorral tienen plantas leñosas bajas, generalmente con una apariencia bastante nudosa y múltiples tallos en lugar de un solo tronco. Incluyen matorrales semiáridos templados, matorrales semiáridos tropicales, matorrales mediterráneos (garriga).
  4. Las praderas se parecen más bien a un césped o una pradera, ambas creaciones humanas, excepto que son naturales, no cultivadas. Por ejemplo, en la categoría de pastizales están las sabanas en los trópicos, las estepas o praderas en las zonas templadas y la tundra cubierta de hierba en climas muy fríos. 
  5. Los biónicos desérticos se distinguen principalmente por la falta de vegetación, con diferentes grados de apertura, o incluso por falta de vegetación. El semi desierto es una especie de matorral abierto de transición o pradera abierta, mientras que el desierto verdadero casi no tiene vegetación. 
Flora

Flora

Importancia de la vegetación en la ciudad

Los bosques urbanos son más importantes que nunca: son los árboles que se encuentran fuera de nuestras puertas.

Los bosques urbanos ayudan a filtrar el aire y el agua, controlar las aguas pluviales, conservar la energía y proporcionar hábitat y sombra para los animales. Añaden belleza, forma y estructura al diseño urbano.

Los árboles reducen las temperaturas mediante la sombra y el agua que transpira. Los estudios incluso han demostrado que un árbol maduro puede producir el mismo efecto de enfriamiento que 10 aires acondicionados del tamaño de una habitación. 

Esto se convierte en una herramienta efectiva para reducir el calor urbano y los puntos calientes en las ciudades.