¿Cuáles son mejores los pañales desechables o ecológicos?

Cuales son mejores los pañales desechables o ecológicos

Los bebés recién nacidos pueden pasar por 10 o más pañales todos los días, y el niño promedio no comenzará el entrenamiento para ir al baño hasta aproximadamente los 21 meses de edad. De hecho, se estima que el bebé promedio usará 8,000 pañales antes del entrenamiento para ir al baño.

No hay una línea que establezca cual verdaderamente es el mejor pañal, eso lo juzga la persona que dependiendo del momento la necesidad,  ya sea económicamente o por motivos de salud del bebe o la persona que los compra, establecer cuál es el pañal que en ese momento le favorece.

Fabricación de pañales de tela ecológicos

Los pañales de tela han recorrido un largo camino desde los alfileres de seguridad. Descubra cómo cambiar de desechables ahorra dinero y al medio ambiente.

Pañales ecológicos

Pañales ecológicos

Hoy en día, los pañales de tela reutilizables vienen en muchos estilos diferentes, pero los elementos comunes son un forro absorbente, idealmente hecho de algodón orgánico o lana de cáñamo, y una cubierta impermeable. 

La mayoría de las variedades vienen con cierres de estilo velcro que evitan la necesidad de los imperdibles de antaño.

Para aquellos que simplemente no pueden renunciar a la conveniencia de los productos desechables, varias marcas ofrecen una alternativa más amable y gentil como Pampers y Huggies.

Los productos desechables obtienen altas calificaciones por el uso de materiales absorbentes libres de cloro y, en algunos casos, por la biodegradabilidad. Y ofrece fundas de pañales de algodón reutilizables y lavables sobre revestimientos lavables.

Beneficios de los pañales ecológicos

Cualquiera sea la razón que te esté motivando. Hay múltiples beneficios de cambiar pañales de tela. Esta guía le mostrará todas las grandes cosas sobre los pañales de tela:

  • Ahorre una cantidad significativa de dinero.
  • Reduzca su huella de carbono. 
  • Reducir los residuos del vertedero.
  • Productos químicos menos dañinos. 
  • Entrenamiento para ir al baño más fácil. 
  • Puede reducir la erupción del pañal. 
  • Puede ser más cómodo.
  • Los pañales de tela tienen múltiples usos.
  • Diseños y materiales fantásticos.

Beneficios de los pañales desechables

Quizás te sorprenda ver una página sobre las ventajas de los desechables en este sitio web. Espero que no, ya que trato de presentar una imagen equilibrada.

Sería estúpido de mi parte fingir que no hay puntos positivos para los desechables; después de todo, los fabricantes han persuadido a millones de personas en todo el mundo de que existen, por lo que es una cuestión de evaluar cuán importantes son realmente.

Pañales desechables

Pañales desechables

Lo que espero es que mire estas ventajas y luego las compare con las ventajas de los pañales de tela y las desventajas de los desechables, para ver si realmente valen el precio financiero, químico y ambiental que pagamos por ellos.

Sin embargo, existen productos desechables sin gel y respetuosos con el medio ambiente, por lo que, por un costo bastante mayor, puede tener las siguientes ventajas de los productos desechables junto con una conciencia más ligera. 

Muchos usuarios reales de pañales optan por estos mientras están en el hospital o de vacaciones, si las instalaciones de lavado no están disponibles.

En resumen, por lo tanto, estas son las que considero las ventajas de los pañales desechables:

  • Son compactos para transportar individualmente, al menos.
  • Casi todos saben cómo usarlos
  • Muchas tiendas los venden.
  • Toman aproximadamente 1 minuto menos por cambio de pañal que los pañales reales
  • No tiene que tirar el desecho al inodoro, simplemente puedes envolverlo fuera de tu vista.
  • No tienes que colgar los pañales para que se sequen.

Ciertamente es cierto que cuando los desechables se introdujeron por primera vez a fines de la década de 1950, fueron un paso importante hacia la emancipación efectiva para nuestras madres. 

No más largas horas dedicadas a lavar o blanquear y todo lo que esto implicaba. Además, significaba que el cambio de pañales podría convertirse en una actividad de crianza conjunta mucho mayor de lo que había sido antes aunque he encontrado muchos papás anteriores a 1960 que todavía pueden cambiar una toalla hasta el día de hoy.